lunes, 10 de octubre de 2016

Una Historia de Terror Contada por José Manuel Delmoral

Después de un largo silencio, y sin noticias del injusto caso seguido a JOSÉ MANUEL DELMORAL ORTEGA, finalmente luego de siete años tenemos un resumen elaborado por él mismo sobre su historia de terror, siendo el protagonista de un drama sin fin el cual vive día a día. Una historia donde cuatro paredes suponen los limites de un mundo soslayado, donde la inteligencia para la supervivencia suponen un rol fundamental, y donde se aprende a valorar cada pequeña acción como un acto de humanidad titánico.

A continuación la historia de un inocente contada con sus propias palabras:

Siempre se me ha hecho un poco difícil el comienzo de cualquier cosa, y es que mucho tiempo llevo tratando de escribir algo, pero siempre, siempre me trabo al inicio. Es por eso que hoy he decidido simplemente empezar con lo primero que se me venga a la mente... Hola, mi nombre es JOSÉ  MANUEL DELMORAL ORTEGA, aunque estoy seguro que si estás leyendo esto es porque ya me conoces, has oído hablar de mi o algo referente a mí, o sencillamente te suena mi nombre. Sea como sea, hoy he decidido escribir algo referente  lo que me ha tocado vivir estos últimos años. De esta manera mantengo al mundo exterior informado y mantengo mi mente fresca en todo lo que es mi propio caso en particular. 


¿Quién soy? Una pregunta muy común en la sociedad, creo que muchos se preguntan a sí mismos diariamente lo mismo, ¿Quien soy? ¿Por qué estoy aquí? ¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde voy?. Podría decir que soy un ser humano igual que tú (a menos que seas un alien o algún tipo de inteligencia artificial) con cinco sentidos, cuatro extremidades, pensamientos propios, heterosexual, de sexo masculino, alto, delgado, simpático y bien parecido (lo siento chicas no estoy disponible). Pero ya hablando un poco en serio, me encuentro privado de libertad desde Noviembre de 2009, acusado de participar junto a otras cinco personas en un horrendo crimen ocurrido en El Tigrito, Estado Anzoátegui, Venezuela, el cual ha sido conocido como “la masacre de Guanipa” en donde perdieron la vida de forma horrible una familia donde el miembro principal era un pastor evangélico. Fui acusado injustamente porque aparte de que no tuve nada que ver en el hecho, no existe una sola prueba en mi contra, (ni siquiera montada). UNICAMENTE el testimonio de una persona llamada PEDRO RAFAEL SOLORZANO FREITES, quien de paso no me menciona a mi directamente sino a un apodo o sobrenombre con el cual algunas personas me conocían, “la muerte”. Pero este ni es el único apodo con el que me conocían ni soy la única persona en esta zona del planeta a la que le han puesto dicho sobrenombre. Cabe destacar que esta persona, es el único imputado en el caso al que se le demostró presencia en el lugar de los hechos y extrañamente gracias al maravilloso sistema judicial que poseemos fue condenado a la absurda cantidad de 8 años (eso es casi el tiempo que yo llevo para el momento que escribo esto). Mi proceso ha sido largo, mi caso ha pasado por muchas manos; ha ido a cortes de apelaciones, ha venido, ha ido al Tribunal Supremo de Justicia, ha vuelto a venir... ha pasado por más de 5 jueces, me han hecho 2 Juicios que se han visto interrumpidos por que han destituido o cambiado a los jueces después de cierto tiempo.

Actualmente, me encuentro en una especie de limbo procesal ya que estoy en la espera de que un nuevo juicio comience, pero aparentemente ahora no tengo un Fiscal asignado a la causa y el Ministerio Público va a solicitar una Radicación del Juicio para que se haga en otro circuito judicial en otro Estado, por lo cual solo me queda esperar a ver que deciden. Creo que una de las habilidades que más he desarrollado ha sido la paciencia. En fin, realmente son muchos detalles y mucha información que voy a tratar de plasmar aquí de la manera más ordenada posible, comencemos con los hechos en sí.

HECHOS

He leído más de mil veces la supuesta declaración hecha por el ciudadano PEDRO SOLORZANO (supuesta porque ni yo ni los otros imputados ni ninguno de nuestros abogados lo ha oído en vivo y directo haciendo dicha declaración a pesar de haber sido tomada como “prueba anticipada”. Pero eso lo explicaré más adelante) y me parece demasiado grotesca y horripilante como para copiarla aquí. Pero más allá de lo fea que se la historia que él supuestamente narró, me parece que es muy poco probable e increíble que alguien pueda narrar algo así en la manera que lo dice, los detalles, las palabras que usa, la redacción parece más bien un guión de cine o elaborada por algún funcionario experto y puesta allí para que la copiaran y pegaran y luego la firmaran. Según el expediente y la increíble declaración de PEDRO SOLORZANO, en la noche del 10 de diciembre de 2008 un grupo de personas llegaron a la casa de los hoy occisos, entraron a ella aparentemente por invitación de los habitantes de ese hogar (ya que la puerta principal no estaba forcejeada y de hecho según los expertos abría y cerraba desde adentro, es mas según cuentan los bomberos, tuvieron que romper el techo para entrar y apagar el fuego porque la puerta principal estaba cerrada cuando llegaron al sitio) y una vez adentro sin hacer mucho bulla ni escándalo y sin llamar mucho la atención, mataron a todos los habitantes de ese hogar, decapitándolos y posteriormente quemando la casa.

Antes de retirarse del sitio, uno de los asesinos (presuntamente PEDRO SOLORZANO) escribió con una de las extremidades desprendidas de los occisos la palabra “satana” en una de las paredes de la casa. Luego se retiraron del sitio sin que nadie viera u oyera nada hasta que en la madrugada del 11 de diciembre algunos de los vecinos sintieran el vapor del incendio y procedieron a llamar a los bomberos, y cuando estos llegan al sitio, entran, apagan el fuego se encuentran con esta macabra escena, todo esto ocurrió en diciembre del 2008, en el tigrito Estado Anzoátegui. Ahora no recuerdo la dirección exacta de los hechos porque para empezar nunca he estado allí y aparte de eso no he vivido nunca en El Tigrito (Municipio San José de Guanipa) por lo que no conozco el nombre de las calles ni nada, solo me han dicho que sucedió relativamente cerca de la plaza Bolívar de El Tigrito.
Hay muchos detalles sobre este hecho que no dejan de ser extraños como por ejemplo que nadie haya visto u oído nada mientras esto ocurría, pero creo que uno de los detalles más sorprendentes salió a relucir recientemente, en uno de los juicios que han hecho. Resulta que el miembro principal de esa familia era una persona que muy poco se confiaba en la gente, casi siempre, recibía las visitas afuera de su casa, así que es muy difícil, sino imposible que le haya abierto las puertas de su casa a un grupo de desconocidos y los haya invitado a entrar, menos a altas horas de la noche. Dichos testimonios fueron emitidos por personas que fungieron como testigos, los cuales conocían y trataban con él. Así que, según yo lo veo las personas que esa noche entraron a esa casa eran conocidos o mejor dicho muy conocidos de esa familia y cabe resaltar que yo nunca vi ni conocí ni tuve ningún tipo de trato con ninguno de los miembros de esa familia, ni siquiera con sus familiares y esto es demostrable ya que no existe ninguna foto donde yo salga junto a ellos. También pudieran hacer una experticia de relación de cruce de llamadas (o cualquier sea el término) a cualquiera de mis números telefónicos o a los de las víctimas y ver que nunca existió contacto entre nosotros. De hecho lo mismo pudiera aplicarse para demostrar mi relación con los otros imputados ya que ninguno de ellos formaban parte de mis amistades ni relacionados, pero esto trataré de explicarlo en el próximo capítulo “¿por qué soy inocente?”.

“¿POR QUE SOY INOCENTE?”

Otra vez volvemos a esa parte de filosofía existencial… ¿quien soy? ¿de dónde vengo? ¿hacia donde voy? y... “¿Por qué soy Inocente?”. Mucho tiempo ha pasado desde que estoy en prisión (una Venezolana), ya mi cerebro, mi mente mi capacidad mental, mi estado mental, mi condición mental, mi condición psicológica, mi memoria, no son lo mismo de antes así que intentaré expresarme lo mejor que pueda. 

Para comenzar yo, antes de todo esto era una persona relativamente normal. Estudié en la Universidad Gran Mariscal de Ayacucho (UGMA) en la sede de El Tigre Edo Anzoategui, donde aprobé hasta el 7mo semestre de Ingeniería en Mantenimiento Industrial. También estudié en el Instituto Universitario de Tecnologia de Administracion Industrial (IUTA) en la Ciudad de Anaco, Edo Anzoategui, la carrera de Tecnología en Informática donde iba por el 4to semestre en el 2009. A mediados del año 2008, comencé un curso llamado “Programa Desarrolladores de Software”. Este Curso era dictado por IBM de Venezuela y el Ministerio de Ciencias. El Lugar del curso era en las instalaciones de la UNEFA en San Tomé y el horario era de lunes a viernes de 5:00 de la tarde hasta las 9:00 de la noche. El curso duro prácticamente 1 año, así que tuvo lugar desde mediados del 2008 hasta mediados del 2009. Para diciembre de 2008 culminó la primera fase de este grupo así que para finalizarlo nos mandaron a realizar un proyecto donde simuláramos un sistema para una biblioteca. La fecha de inicio de elaboración de este proyecto fue el miércoles 26 de noviembre del 2008 y la fecha de entrega fue el día viernes 12 de diciembre de 2008.


Nombre de Proyecto realizado curso IBM




















Si te preguntas por qué hago énfasis en este curso y en este proyecto específicamente es porque el crimen del que me están acusado ocurrió faltando pocos días para la entrega y exposición de dicho proyecto, la noche del miércoles 10 de diciembre del 2008, por lo que yo para esos días me estaba dedicando exclusivamente a la elaboración de dicho proyecto, adicionalmente yo era el programador líder del sistema por lo que estaba totalmente centrado en el proyecto para que quedara lo mejor posible. Así que mi rutina diaria de esos días era estar todo el día sentado en la computadora en mi casa durante el día, ir al curso en la UNEFA en la tarde, estar allí hasta la noche y devolverme a mi casa a seguir programando hasta dormirme. Así que, ¿De dónde iba a tener yo la idea de ir a cometer un crimen tan horrendo y luego seguir programando? Una locura, digno de un psicópata, característica que nunca me he tenido, quizás es por eso que nunca ordenaron que un psicólogo o un psiquiatra me evaluara. 

Exponiendo el Proyecto Bibliosystem el 12/12/2008




















Para corroborar mi asistencia al curso, tengo de base los certificados que obtuve, el cronograma detallado de las actividades allí realizadas, constancias de que hice el curso y en el horario que lo hice. Constancia de notas (fui uno de los que obtuvieron mejor promedio) y hasta salí seleccionado para presentar otra prueba más adelante para certificarme en algo que ya ni me acuerdo de que se trataba. Lo más rudo es que varios de estos documentos se les fue entregado al Fiscal que lleva (o llevaba?) la causa y realmente a la fecha de hoy desconozco el paradero de estos documentos. También cuento con el testimonio de personas que hicieron ese curso conmigo y que saben que yo asistía todos los días. Pero como estamos en Venezuela, aparentemente nada de eso ha servido… hasta ahora.
Con mis compañeros de curso IBM (UNEFA)



















Aparte de todo esto, como ya dije, no hay manera de que me relacionen con ninguno de los occisos ni con el lugar de los hechos. Pueden hacer la experticia que sea, cruce de llamadas, y no van a conseguir nada porque simplemente no existe. De igual manera no pueden relacionarme con ninguno de los imputados, no existe una foto mía con alguno de ellos nunca hubo contacto telefónico con ellos, simplemente no eran de mi círculo de amistades. Todo el que me conozca bien sabe que con quien yo frecuentaba regularmente. Sin embargo, sigo privado de libertad. Larga vida al sistema (NO)!


Más adelante en el tiempo, recuerdo también los días antes que me privaran de libertad. Resulta que luego de que aprehendieran a los otros imputados, comenzaron a decir públicamente mi nombre y apellido, no el apodo, sino mi propio nombre por el canal de televisión y radio Circuito Órbita y decían que yo me encontraba prófugo presuntamente para el estado Guárico o el estado Bolívar, cuando yo estaba muy tranquilo en mi casa. Así que decidí ir al CICPC a hablar para resolver esa difamación pública. Pensando en el viejo dicho “quien no la debe no la teme” e ignorando totalmente cuan corrupto y podrido estaba (y está aún) el sistema. Sea como sea el primer día que fui no pudieron atenderme. La segunda vez que fui tampoco, y como dicen la tercera es la vencida, fue en esa oportunidad cuando después de un largo rato y una larga espera, me dijeron: “Estás privado de libertad pero no te preocupes que cuando te presenten en los tribunales te sueltan”.

Creo que ya he ido más de mil veces y aún sigo esperando que se cumpla lo que dijo ese tipo. En fin, el punto de todo esto es… si yo hubiese tenido que ver en lo más mínimo con ese lío ¿hubiese hecho eso? Saca tú mismo tus conclusiones. Creo que la respuesta es más que obvia: NO

Luego me hicieron la audiencia de presentación. Aquí fue donde me horrorice por primera vez escuchando la espantosa declaración de PEDRO SOLORZANO, narrada por el "ilustre" y "honorable" Fiscal del Ministerio Público, HARRISON GONZALEZ. Al escucharlo casi de inmediato le propuse a quien era en aquel entonces mi defensor privado que solicitara que me tomaran una muestra de ADN para compararla con unas supuestas muestras que habían encontrado en alguno de los cadáveres de los hoy occisos. Cabe destacar que hasta la fecha no se sabe nada sobre los resultados de esta experticia, simplemente nos tomaron las muestras y luego pasó al olvido. Hemos reclamado esto en los Tribunales cada vez que hemos tenido la oportunidad sin una respuesta concreta hasta ahora. 

Luego de la audiencia de  presentación, me hicieron una “rueda de reconocimiento de individuo” donde este señor PEDRO SOLORZANO, iba a verme a mí y a tres personas más con características similares a las mías para señalarme. Lo gracioso de esto es que ninguno de los otros tenia parecido conmigo, de hecho, intenté ponerme con las piernas un poco dobladas para no resaltar tanto ya que como sabrán algunos soy muy alto (y guapo) así que era algo difícil conseguir rápidamente a tres personas de mi estatura o parecida. Antes de realizar este acto, el ciudadano que me iba a reconocer, PEDRO SOLORZANO, da una breve declaración sobre el reconocimiento y dice testifica que “la muerte” es una persona de contextura normal, cabello crespo (o rizado) muy largo con cola y con perforaciones en las orejas porque usaba zarcillos tipo piercing.

El que me conoce sabe que no soy de contextura normal: soy muy delgado, muy alto (y muy bien parecido y simpático). Muy pocas veces he tenido cabello largo (nunca por debajo de los orejas) mucho menos para los días que ocurrieron los hechos. Y lo más importante: nunca en mi vida he tenido ningún tipo de perforaciones ni en las orejas ni en ningún lado. Esto es importante ya que solicité que un forense me examinara con detenimiento los lóbulos de las orejas a ver si alguna vez fueron perforadas y el resultado obviamente fue negativo. Ya que he mencionado estos últimos puntos, lo más correcto sería que contara más o menos como ha sido todo el proceso desde el principio. 

EL PROCESO (O ¿CÓMO LLEGUÉ AL LIMBO JUDICIAL PROCESAL?)

Para comenzar, ¿Qué es un proceso? Pues muchas respuestas para una simple pregunta, ya que tiene muchas definiciones, dependiendo del ámbito donde se use. Así que en este caso daré la definición que se usa en derecho: “proceso es el conjunto de las actuaciones de un tribunal para juzgar y decidir la responsabilidad de un delito” Eso es todo. Parece algo simple y sencillo, de hecho según lo que he visto en otros procesos, los que suceden normalmente acá en Venezuela terminan de dos maneras: o se le da una medida cautelar a la persona para que el proceso quede “abierto” y eventualmente se termina después de cierta cantidad de tiempo de presentarse en el tribunal; o las personas después de mucho tiempo bajo la presión de estar privados de libertad terminan admitiendo los hechos bien sea por tener responsabilidad en el asunto o para salir más rápido (según lo que yo he visto, más del 60% de las personas que admiten los hechos son inocentes, solo lo hacen por ser de bajos recursos y no poder costearse el proceso)
Realmente no sé cómo ha sido ni cómo será actualmente los procesos de otras personas en otros lugares del país, sin embargo, sí creo estar seguro de que el proceso de mi causa ha sido bastante fuera de lo común. 

Todo comenzó en la noche del 10 para el 11 de diciembre del 2008 cuando una familia fue masacrada vilmente en algún lugar de El Tigrito estado Anzoátegui. Esa madrugada algunos vecinos se dieron cuenta de una casa incendiada así que llamaron a los bomberos. Cuando estos llegaron al sitio, se percataron de que la puerta principal no podía abrirse desde afuera por lo que accedieron al interior desde el techo. Una vez dentro y luego del fuego ser extinguido, consiguen el macabro hallazgo, por lo que proceden a llamar al C.I.C.P.C. Una vez que estos llegan inspeccionan el sitio y deciden llamar a sus superiores para que traigan funcionarios expertos de la materia provenientes de Caracas. Una vez que estos llegan proceden a hacer un barrido en el sitio recolectando evidencias y tomando declaraciones de todas las personas que se encontraban afuera del sitio.

En esos días comenzó una gran conmoción en la comunidad a través de los medios de comunicación, mientras se realizaban las investigaciones. Inclusive estaban investigando como sospechosos a unos miembros de la misma iglesia a la que pertenecía el occiso. Pocos días después en la central de una línea de taxi en El Tigrito, la centralista de la empresa, llama al CICPC porque en el sitio de su trabajo, estaban tres sujetos de aspecto extraño con unos papeles en las manos que tenías ciertos dibujos de mal aspecto, una figura humana orinando sobre una cabeza sin cuerpo. Por lo que los funcionarios del CICPC decidieron investigar y el resultado fue que uno de los tres sujetos era PEDRO SOLORZANO. Así que decidieron “dar con él y entrevistarlo” Según la declaración ubicada en el expediente que él dio en ese momento, dice que en efecto era él quien estaba en las cercanías de la anteriormente mencionada central de línea de taxi y da los nombres de los otros dos sujetos. Miguel y Enrique. Nombres que no pertenecen a ninguno de los que hoy en día están privados de libertad por dicha causa, y extrañamente ninguno de estos dos sujetos fue investigado nunca por el CICPC, de hecho nunca fueron nombrados en el expediente ni tomados en cuenta en la investigación posterior. Lo cierto es que como el sujeto PEDRO SOLORZANO tenía aspecto de ser “rockero” los detectives comenzaron a investigar a los rockeros de la zona y en esos mismos días se llevaron al señor PUBLIO EFRAIN GARCIA para tomarle una “declaración”. Según lo que leí en el expediente, éste declaró que lideraba un “clan” que se dedicaba a predicar la biblia y “rescatar” a los jóvenes de la zona, específicamente los de ambiente rockero. También menciona a los miembros de su “clan” quienes por cierto tampoco eran ninguno de los que estamos hoy privados de libertad por esa causa (exceptuando a su esposa) los cuales no fueron investigados ni nombrados.

Debo resaltar aquí que todos los rockeros activos de la zona en esa época están al tanto de quienes eran ellos y quienes se la pasaban con ese grupo y saben que yo no pertenecía a ese grupo, de hecho ni los trataba.

En fin, el caso es que según lo que me ha dicho PUBLIO GARCIA, en los días de rendir esa declaración, el CICPC lo torturó de una manera extrema. Me gustaría mucho que algún día él escriba algo narrando su parte de esta historia y la hiciera pública, también me gustaría que las otras personas que están privadas de libertad por esta causa lo hicieran.

Ahora bien, continuando con nuestra hermosa, increíble y maravillosa historia, para esos mismos días el CICPC hace un allanamiento en la casa del popular PEDRO SOLORZANO, donde le incautaron “objetos de interés criminalístico”, como ropas y otras cosas, entre ellos los famosos dibujos hechos por él. A partir de aquí se dan cuenta que las letras en los dibujos de este sujeto tienen cierto parecido con la palabra “satana” que hallaron escrita en una de la paredes donde ocurrió la masacre por lo que deciden hacerle una prueba de grafotecnia a PEDRO SOLORZANO para determinar si su tipo de letra coincidía con la palabra que consiguieron escrita en el lugar de los hechos. Todo esto fue durante las semanas posteriores al día en que ocurrieron los hechos. Luego en el expediente hay una pausa de investigación de varios meses, y no fue sino casi siete u ocho meses después que el caso se le reasignó a otro funcionario del CICPC, detective FRANCISCO SANCHEZ, quien continuó el "proceso de investigación", el cual se percató de la experticia que le hicieron a PEDRO SOLORZANO, y la mando al laboratorio en Maturín donde la misma arrojó resultados positivos: las letras coincidían; así que buscó a PEDRO SOLORZANO aprehendiéndolo, y fue cuando supuestamente, según el expediente, narró la espeluznante historia donde menciona a varios sujetos por sus apodos quienes según él, participaron también en el crimen. Todo esto ocurrió a mediados del mes de noviembre de 2009. Posterior a su detención, el CICPC también detuvo a 4 personas más, usando sus trampas. No puedo narrar exactamente cómo fue cada una de estas detenciones, así que espero (otra vez) que ellos algún día se los expliquen por su cuenta. 

Recuerdo un lunes, 16 de noviembre de 2009, yo estaba esa mañana en el odontólogo extrayéndome 2 muelas cordales de la parte inferior de mi boca, cuando comencé a recibir llamadas de algunas amistades preocupadas por mi, preguntándome si estaba bien y al revisar el periódico veo que la noticia del día en ese momento era que habían detenido a los “culpables” de la masacre de Guanipa: la banda de “Los satánicos” donde mencionan a “morfo”, “dragma”, “el zombi”, el nitro” y “la muerte”. Ese día apareció en las noticias que todos estaban detenidos y a la orden de la fiscalía. Así que muchas personas me escribían cosas como “mira agarraron a tu doble” o “yo pensaba que te habían detenido a ti” o “ten mucho cuidado” (esto por el apodo que compartía con el sujeto que mencionaban en el periódico. Al otro día en las noticias corrigieron y dijeron que faltaba uno por detener, a “la muerte” quien según ellos se encontraba huyendo por el estado Guárico o Bolívar.

Aquí fue cuando comenzó mi verdadera preocupación, recuerdo que hasta le dije a alguien que “seguramente me van a buscar a mí, el más pendejo”. Y de hecho a partir del otro día ya no decían “la muerte” sino mi nombre, “JOSE DELMORAL”. Así comenzó oficialmente mi pesadilla. Hablé con varias personas, hablé con mi papa y decidimos que lo mejor era ir al CICPC junto con un abogado para esclarecer el asunto y fue el martes de la semana próxima, 24 de noviembre del 2009 cuando fuimos mi padre, un abogado y yo al CICPC por primera vez, pero luego de estar un rato allí nos dijeron que en ese momento no podían atendernos y que fuéramos al día siguiente. Así que el próximo día temprano en la mañana volvimos a ir pero nos dijeron lo mismo y que fuéramos en la tarde. Así que volvimos a ir al CICPC esa fatídica tarde y después de un largo rato de espera, salió un funcionario con un papel en la mano informándonos que por orden de la Fiscalía tenían que dejarme detenido, pero que no me preocupara que cuando me presentaran en el tribunal me iban a soltar. Y así quede oficialmente privado de libertad por primera vez en mi vida;  yo que nunca jamás había cometido  delito alguno, yo quien jamás he asesinado, yo quien jamás he secuestrado, yo quien jamás he extorsionado, yo quien jamás he violado, yo quien jamás he robado a nadie, yo quien quizás lo más malo que haya hecho en mi vida es beber o rumbear al igual que cualquier joven de mi edad para aquel entonces.

Dos noches estuve durmiendo esposado a una escalera en el CICPC cuando finalmente decidieron trasladarme a la Zona 5 de la policía del Estado Anzoátegui, lugar donde hasta la fecha aún me encuentro recluido sin lesiones ni heridas físicas, solo mentales. Cuando me trajeron los policías no sabían ni quien era yo ni por qué causa estaba, así que me mandaron rápidamente para el hoy extinto retén donde sólo estuve un par de minutos porque gracias al Gran Arquitecto del Universo, uno de los policías de guardia se dio cuenta que estaba a punto se ser brutalmente agredido, por lo que decidió rápidamente sacarme de allí y fue cuando se enteraron de mi caso y me pasaron al calabozo donde estaban los otros causas (detenidos por el mismos caso que yo) y aquí fue donde prácticamente nos conocimos y tratamos todos por primera vez en la vida, nos pusimos al corriente y nos sorprendimos inclusive por cada una de nuestras historias particulares. 

Como ya ellos habían sido presentados en el Tribunal y privados de libertad, el que faltaba era yo. Así que me estuvieron llevando al Tribunal varios días hasta el 1ro de diciembre de 2009 donde la decisión de la audiencia se pospuso para el otro día el 2 de diciembre, cuando oficialmente me privaron de libertad y ordenaron hacerme ese mismo día la rueda de reconocimiento donde… bueno, creo que ya les conté esa parte de la historia. Lo cierto es que en la audiencia de presentación de PEDRO SOLORZANO, tomaron su declaración como “prueba anticipada”, pero esto lo hicieron sin que los abogados de los demás estuvieran presentes (por eso digo cada vez que menciono la declaración como su supuesta declaración, ya que hasta ahora a nadie le consta que la haya hecho, nadie la ha oído contarla) cosa que según tengo entendido es ilegal y sin embargo ésta (y la rueda de reconocimiento ilegal y absurda) es lo único con lo que nos han mantenido privados de libertad por más de 7 largos años. Ahora, volviendo a mi audiencia de presentación aquí solicitamos que hicieran pruebas de ADN y en la rueda de reconocimiento que me examinara un experto para determinar si alguna vez me había hecho alguna perforación en la oreja para usar algún zarcillo o algo parecido.
Una o dos semanas después de la audiencia, nos tomaron las muestras de ADN para realizar la prueba cosa que todavía no se sabe que hicieron con los resultados si es que alguna vez existieron. Luego a finales de diciembre el "honorable" señor Fiscal presentó su acusación formal donde la prueba principal era (es) la declaración de PEDRO SOLORZANO usada como prueba anticipada y varios días después presentó también una ampliación de su acusación porque la original tenía errores y le faltaban cosas. Ya para el mes de enero del  2010 me examinó el forense para determinar que mis  orejas  estaban libres de perforaciones, y ya a finales de ese mes entendí el significado del término “Audiencia Diferida”. Y vi también por primera vez en mi vida al infamoso sujeto llamado “PEDRO SOLORZANO

 A partir de allí me llevaron varias veces más, alrededor de 6 o 7 veces y fue aproximadamente en el mes de junio o julio del 2010 que por fin hicieron la audiencia preliminar. Oh si, la audiencia preliminar fue todo un show como te lo has de imaginar, el Fiscal diciendo equis cantidad de cosas sin sentido, los abogados repicándole en todo lo que decía, todo hablado en ese extraño idioma que usan estos actores del derecho. En fin, todo un desorden bochinche y discordia, casi como un salón de 3er grado en una escuelita Bolivariana. Lo más gracioso es que como la audiencia fue tan extensa, un solo día no bastó para la audiencia sino que tuvieron que continuarla al día siguiente, Al otro día siguió el bochinche porque el Fiscal se apareció exponiendo cosas nuevas cuando ya él tuvo su oportunidad de hablar el día anterior, cosa que encendió otra vez de nuevo el bochinche en la pequeña y no tan acogedora sala de audiencias. Por cierto recuerdo que ese día salió a relucir una pequeña irregularidad: resulta que los policías le tomaron una foto al mil veces aquí nombrado PEDRO SOLORZANO junto a otros imputados en esta causa, la cual fue tomada cuando los detuvieron días antes de su audiencia de presentación y por ende días antes de que les hicieran una rueda de reconocimiento de individuos, cuando la ley estable que en dicha prueba la persona que va a reconocer no puede ver o estar cerca de la persona que va a ser reconocida porque eso es motivo para declarar la nulidad absoluta de dicho acto. También recuerdo que desde el día que me detuvieron en el CICPC y hasta el día que me hicieron la Audiencia de Presentación, me fueron tomadas muchas fotos por policías, funcionarios del CICPC, y otros funcionarios del Poder Judicial y Ministerio Público. Desconozco los motivos aunque lo que es obvio es obvio: fue para mostrársela a PEDRO SOLORZANO, Y ahora que estoy recordando, es imposible e ilegal que un imputado sea testigo, reconocedor e imputado en una misma causa pero como estamos en el mundo de lo posible, así ocurrió y está ocurriendo aun en mi caso: PEDRO SOLORZANOes testigo, reconocedor, imputado y hasta victima en esta causa.

En fin siguiendo con nuestra linda y asombrosa historia, concluyó la audiencia preliminar y como decisión dictaron que fuéramos pasados a juicios y que nos mantuvieran privados de libertad. La juez de control que me atendió en la audiencia de presentación y en la audiencia preliminar se llama PETRA ORENSE. Ya para los meses de agosto estábamos yendo a nuestras primeras audiencias de juicio y para aquel entonces la juez que nos atendía era la "ilustre" y "excelentísima" FREYA ELISA RON. Las primeras audiencias eran constituir el tribunal ya que anteriormente un Juicio Oral y Público estaba conformado por un Juez profesional y 2 jueces escabinos quienes eran dos ciudadanos ordinarios y comunes elegidos “al azar”. Ya una vez constituido el tribunal, y poco tiempo antes de darle apertura al juicio, mi defensa decidió introducir un Recurso de Avocamiento en el Tribunal Supremo de Justicia y a la vez la defensa de otro imputado en el caso hizo una solicitud de Radicación del Juicio para otro estado. Una vez admitidos ambos recursos, pusieron como Magistrado ponente al Doctor ELADIO APONTE APONTE, y pidieron el expediente para revisarlo porque se estaban denunciando varias irregularidades y vicios en el proceso, lo que trajo como consecuencia que el proceso se paralizara por cierto tiempo.

Así terminó el año 2010, comenzó el 2011, pasaron varios meses, el Tribunal Supremo no daba respuesta y como siempre habían problemas políticos en el país y a mediados de ese año, le quitaron la ponencia del avocamiento al Magistrado ELADIO APONTE APONTE y se lo reasignaron a la "ilustre" Magistrada DEYANIRA NIEVES BASTIDAS y varios meses después, en octubre de 2011 declararon si lugar la solicitud de avocamiento (2 de los 5 magistrados de la sala de casación penal del Tribunal Supremo de Justicia salvaron su voto porque vieron que en verdad habían ciertas irregularidades en el proceso. La solicitud de radicación fue declarada sin lugar también. En los días posteriores a esto se dio a conocer que el Magistrado ELADIO APONTE APONTE se había exiliado del país para discriminar la actuación del gobierno de Venezuela actual, cosa que explicaría el por qué ocurrió lo que ocurrió con nuestras solicitudes en el Tribunal Supremo de Justicia.

Luego de esto, el expediente fue devuelto y en el primer trimestre del año 2012 el proceso continuó “normalmente”. Hicieron varias convocatorias para darle apertura al Juicio y no fue sino para Agosto de ese año que por fin comenzó el Primer Juicio, esta vez bajo el mando del Juez CRUZ BASTARDO y dos jueces escabinos. El juicio inició muy bien, declararon bomberos, varios funcionarios del CICPC y otros testigos promovidos todos por la Fiscalía, pero ninguno dijo nada que pudiera usarse en mi contra, eran puras declaraciones vacías, porque como mencioné anteriormente, tomaron declaraciones a todas las personas que estaban afuera del lugar de los hechos cuando recién había ocurrido el hecho y para poder terminar el juicio, tienen que declarar todas esas personas, pero como casi nunca iban, comenzaron las audiencias a ser diferidas y otras veces usaban la trampa de “leer una prueba documental”, que no es más que incorporar en el juicio cualquier acta ubicada en el expediente que haya sido hecha por cualquier funcionario en cualquier determinado momento durante la fase de la investigación. Otras veces las audiencias eran diferidas porque El Tribunal no estaba de guardia, porque no nos trasladaban o (MAYORMENTE) porque el Fiscal no se presentaba y así estuvimos yendo un promedio de tres veces al mes para el Tribunal durante prácticamente un año, hasta que en Agosto del 2013 de repente, sin saber el motivo real, nos enteramos que al Doctor CRUZ BASTARDO lo habían destituido de su cargo como Juez, cosa que trajo como consecuencia que el Juicio se viera interrumpido y por lo tanto tendríamos que esperar que asignaran el caso a otro juez para darle apertura al Juicio nuevamente, o sea, estábamos como si nada hubiese pasado, como si recién hubiéramos salido de la audiencia preliminar, habiendo pasado ya tres años.

La espera no duró mucho, ya que en los meses próximos le asignaron el caso a la "ilustre" y "excelentísima" "eminencia" su majestad ADNEDIS BASTIDAS y para mediados de Diciembre del 2013 le dieron inicio al nuevo juicio, pero esta vez sin los jueces escabinos, ya que para esos días hubo una reforma en el Código Orgánico Procesal Penal donde quedó eliminada esta figura. El juicio, al igual que el anterior, comenzó con todas las fuerzas, pero no pasaron muchos meses para que cayera en la misma racha de diferimientos de audiencias, pero esta vez de una manera peor que la anterior. Lo más interesante de éste fue, que en algún momento, no recuerdo la fecha, llevaron (por fin) a la estrella PEDRO SOLORZANO a que rindiera su declaración.

Todos estábamos impactados, asombrados, impacientes, y a la expectativa por ver por fin al susodicho PEDRO SOLORZANOrendir su declaración ya que ninguno lo habíamos visto hacerlo. Estábamos emocionados por ver a este sujeto hacer su declaración, hasta que por fin lo pasaron a la sala de audiencia, lo subieron al estrado y le preguntaron: ¿Jura usted decir la verdad nada más que la verdad y solamente la verdad?.... un silencio se apoderó del sitio y de PEDRO SOLORZANO, parecía un merengue sin letra, no decía NADA.

Solo miraba de aquí para allá, se pasaba la mano por la cabeza, se pintaba los labios, se peinaba el cabello, inhalaba/exhalaba (Nasum) y de repente después de un rato comenzó a balbucear cosas como “esto es muy difícil para mí”, “estoy muy asustado, entiendan”, y la Fiscalía intentó calmarlo dándole agua en la boca y palmaditas en la espalda, hasta que en un momento luego de un largo rato de hacer el ridículo dijo “lo que voy a decir va a ser bueno para algunos y no tan bueno para otros”, en ese momento, el muy responsable y ético Fiscal Primero del Ministerio Público Del Estado Anzoátegui , Su excelencia, HARRISON GONZALEZ, se levantó y dijo que paraban todo porque el testigo no se encontraba en condiciones para declarar y que dejaran todo para otro día. Y así sin más, lo retiraron de la sala y difirieron la audiencia. ¿Qué COSAS NO?
De este hecho, salen a relucir muchas cosas, primero: ya su declaración no debería ser tomada como prueba anticipada, ya que esto se hace cuando el testigo no pueda comparecer en el juicio a hacer su declaración, pero de hecho él fue a declarar. No dijo nada, hizo el ridículo, pero estuvo allí. Segundo: No podían posponer su declaración para otro día, ya que él compareció ante el tribunal para rendir su declaración, no dijo nada, hizo el ridículo pero estuvo allí. Y así los días, semanas y meses siguieron transcurriendo hasta que llegó un momento en el que se filtró una carta que PEDRO SOLORZANO le escribió a la juez ADNEDIS BASTIDAS solicitándole hablar con ella, supongo que para negociar algo (Se las sabe todas). Igual el tiempo siguió pasando y entre diferimientos y pruebas documentales el juicio se extendió porque los testigos restantes promovidos por el Ministerio Público no se presentaban al Tribunal a declarar. Cabe resaltar que durante ambos juicios se le exigió a los jueces que hicieran una depuración de los testigos y expertos que faltaban por declarar y descartaron a los que no iban a asistir nunca. 

De igual manera se hizo énfasis y se exigió que por fin dieran respuesta sobre la prueba de ADN y otras cosas más, de hecho casi todas las audiencias que se llevaban a cabo estaba colmada de discordia entre todos los actores del derecho presentes. Pero nunca hubo respuesta de nada y el tiempo seguía pasando, supongo que no hallaban un argumento real para dictar una sentencia condenatoria hasta que finalmente pocas semanas antes de semana santa de este año (2016) se dio a conocer la noticia de que habían destituido a la "Honorable" Juez ADNEDIS BASTIDAS de su cargo.

Por lo que después de un juicio de más de 2 años de aperturado nos encontramos de nuevo como si recién hubiéramos salido de la audiencia preliminar. Al poco tiempo le asignaron al caso a otra juez, nueva en el Tribunal, y comenzaron a hacer las convocatorias para la apertura de juicio (TERCERA VEZ) pero eran diferidas porque el "responsable" y "excelentísimo" Fiscal HARRISON GONZALEZ no asistía. Ya para agosto de este año (2016) nos enteramos que el fiscal está solicitando en el Tribunal Supremo de Justicia la radicación del juicio para otro estado, de hecho introdujo la solicitud el 29 de agosto de 2016. Aunque no conozco el motivo real de esto, presumo que lo hace porque ya no encuentra la forma de condenarnos por aquí, lo extraño de la situación es que una de las defensas ya solicitó eso una vez en el 2010 y lo declararon sin lugar, así que¿por qué habrían de declararlo con lugar ahora? ¿Cuál es la razón por la que el Ministerio Público solicite eso AHORA?
Esta es la situación en la que me encuentro hoy día para el momento que escribo estas líneas septiembre 2016: esperando que el Tribunal Supremo de Justicia se pronuncie con la decisión de la solicitud de radicación interpuesta por el Fiscal. Me encuentro en lo que yo llamo “limbo procesal” (o judicial)

Una historia un poco larga, extraña y compleja (y aburrida) diría yo, pero es una realidad que he vivido, estoy viviendo y me tocará seguir viviendo (injustamente) y lo peor es que no sé con exactitud durante cuánto tiempo más. Pero supongo que las cosas pasan por algo, lo malo es todo lo que estoy viviendo, todo lo que mi familia está viviendo, pero de todo lo malo siempre hay que buscarle la vuelta y ver el lado bueno y creo que una de las cosas buenas es que aunque usted no lo crea, he conocido y he creado amistad con muy buenas personas de muy buenas cualidades, atributos y sentimientos; pero que, por cosas de la vida les ha tocado vivir momentos tras las rejas. No todo es lo que parece, las cosas no siempre son lo que se supone tienen que ser, y desde que estoy aquí he visto cosas (y vivido también) que me han hecho cambiar totalmente mi percepción, perspectiva y concepto de lo que se supone ha de ser una prisión, un prisionero y un proceso. Quisiera cambiar este concepto en las personas del exterior, así que intentaré elaborar un artículo al respecto.

REALIDAD TRAS LAS REJAS

Recuerdo una de las tantas veces que me he enfermado desde que estoy aquí. Cuando se me hace posible bien sea por orden del Tribunal o porque se le ablanda el corazón a algún funcionario aquí, he logrado en varias oportunidades ir al médico. La cosa es que siempre es la misma expresión de incomodidad terrorífica en el rostro de las personas del mundo exterior cada vez que me ven llegando al hospital o clínica esposado y montado en una patrulla custodiado por policías. La gente en la calle siempre asume que cualquiera que este preso, por regla, es un gran delincuente culpable de alta peligrosidad, cuando la realidad es otra. Quisiera poder hablar (o escribir) con cifras y porcentajes a nivel nacional reales pero solo puedo hacerlo aquí, a nivel local, basado en el sitio donde me encuentro recluido porque es lo único que he visto, pero no se me hace difícil imaginar que en el resto del país sea igual o peor. La cuestión es que un alto porcentaje de las personas privadas de libertad realmente no son delincuentes o culpables de lo que los están acusando. No voy a decir que esto me alegra o reconforta pero de alguna manera me ayuda a entender lo que estoy viviendo. Ya sé que no soy el único privado de libertad por mala praxis (o flojera) de los funcionarios investigadores.

¿Los casos más comunes? De todo. He visto una y otra vez a personas en su mayoría señores de edad algo avanzada ser acusados de violación sin hacer nada, siempre por algún interés extraño de por medio o acusados por personas que les tienen rabia o les quieren quitar alguna propiedad o dinero. He conocido también a personas acusadas por delitos como secuestro o extorsión que son involucrados por supuestos cruces de llamadas o porque los verdaderos delincuentes usan números que están a sus nombres. Una vez inclusive dejaron privado de libertad a un muchacho porque no notificó a la policía que al lado de su casa su vecino estaba muerto y lo dejaron a él como sospechoso. Y si me pongo a contarle a cuántos he visto llegar porque los siembran (fabrican evidencia en su contra) bien sea con una pobre arma de fuego o con droga o ambas. Y oh, como olvidar a los solicitados: dicen que una vez que caes preso es muy probable que vuelvas a estarlo y esto es muy cierto, y no precisamente porque vuelvas a ser acusado de un delito sino porque simplemente después de cumplir tu condena no eres borrado del sistema por lo que eventualmente apareces solicitado por un Tribunal. Lo bueno es que al presentarte te dan libertad. Lo malo es lo que ocurre si estas de paseo por Maracaibo, y apareces solicitado por algún tribunal del Estado Bolívar: una gran odisea en cuanto al traslado se refiere; hay quienes pasan meses o años detenidos porque no tienen el dinero para agilizar sus traslados. Otra cosa que está ocurriendo más recientemente es que gracias a los ilustres redactores y modificadores de las leyes de la reciente reforma que le hicieron al Código Orgánico Procesal Penal, ahora uno puede quedar libre pero preso ya que a la hora de una sentencia absolutoria donde te den la libertad el representante del Ministerio Público tiene toda la facultad de apelar esta decisión y así te mantienen preso esperando a que algún día la Corte de Apelaciones de respuesta al respecto. Esto está ocurriendo con mucha frecuencia últimamente. 

Realmente son cosas horribles las que tiene que vivir un inocente privado de libertad. Lo más tremendo es que la mayoría de las personas terminan “admitiendo los hechos” porque lo ven como la salida más fácil para conseguir la libertad y lo hacen sin tener nada que ver en lo que los están acusando. Y esto no es nuevo, recuerdo haber leído una vez un excelente artículo escrito por algún famoso abogado donde hablaba de esto. Supongo que lo hizo porque de alguna manera esto afecta los ingresos de los abogados privados. Sea como sea, todo cuesta una fortuna y un proceso judicial es muy costoso, así que quien no tenga con qué costearlo, lo más probable es que dude de su dignidad y termine asumiendo la responsabilidad en algo que nunca hizo. A mí me han ofrecido infinidades de veces admitir los hechos pero que va, primero muerto que bañado en sangre.

He leído sobre varias organizaciones que se dedican a ayudar y apoyar a los privados de libertad, a luchar por sus procesos para que sean justos, rápidos y sin vicios y a ayudarlos para que sus derechos se respeten y obtengan todos los beneficios que se merecen. En realidad hacen muchas otras cosas más, pero por desgracia ninguna de esas organizaciones se encuentran en nuestro hermoso y amado país. Acá en cambio únicamente tenemos organizaciones no gubernamentales (ONG) que al parecer sonDE presos políticos, POR presos políticos y PARA presos políticos. Únicamente velan por ellos a mi parecer por eso es que dichas organizaciones no tienen vida acá, porque su alcance solo lo limitan a presos políticos y le dan la espalda al resto de los privados de libertad comunes, olvidando (o ignorando) que acá en este país un alto porcentaje de privados de libertad son inocentes y de paso de muy bajos recursos. Ojalá que algún día llegue a existir una o varias organizaciones que en verdad se ganen el respeto de todos al dedicarse no solo a los presos políticos sino a todos los privados de libertad que puedan abarcar. Pero quizás viendo la situación en la que vivimos hoy en día, esa sea una realidad que se encuentra a un millón de años luz…

Y PARA CONCLUIR…

Creo que es todo por ahora, tomé demasiado tiempo para pensar algo tan corto y simple, pero es que no soy ningún escritor, poeta o filósofo, sólo soy un sujeto común con ciertos problemas de redacción. Espero tener la oportunidad de redactar algo más si en el futuro ocurre una situación que lo amerite y por supuesto si en el proceso no me pasa nada y me encuentro aún con vida. No te voy a decir que estoy feliz, agradecido con Dios por estar vivo y blablablá, pero si te puedo decir que en cierta manera he logrado conseguir cierta paz mental en los últimos meses muy a pesar de todo lo malo que me ha tocado vivir, y todo lo malo que me ha tocado ver. Más allá de todas las adversidades, he logrado un poco de paz, no es total, pero si reconfortante en cierta manera. Si le doy gracias al Gran Arquitecto del Universo por tener la familia que tengo, mi madre, una cariñosa madre ejemplar, mi padre un luchador natural, mi tía, una consentidora de las grandes y el amor de mi vida, a quien no sólo quisiera dedicarle unas palabras o unas líneas, sino la vida entera y todas mis vidas futuras, en caso de que esas teorías de reencarnación fueran ciertas. Ella es quien más alivia mis tensiones y quien más me inspira, sin ella no hay luz al final del túnel… juntos lo somos todos.

En fin, siéntete libre de usar este escrito o partes de este escrito como quieras y publicarlo donde quieras es más ayúdame a difundirlo, ayúdame a que llegue (y lo lean) cuantas personas sean posible… Apóyame con eso y por cierto... agradecido de corazón con todas las personas que me han apoyado y han brindado ayuda por más mínima que sea, se les es y será infinitamente agradecida.

Saludos a todos
PAZ  Y LIBERTAD (Y ROCK N ROLL)



Escrito por

JOSÉ MANUEL DELMORAL ORTEGA

PRISIONERO INOCENTE COMUN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cualquier comentario insultivo o degradante sera borrado sin pensarlo.