jueves, 15 de noviembre de 2012

Zulia: Reseña de la marcha Anti-Taurina del colectivo A.R.D.A



Omar Chirinos
(Coordinador del colectivo)

Hace algunos  días en la ciudad de Maracaibo estado Zulia, específicamente el 9 de noviembre del año en curso, empezó lo que coloquialmente  se lo conoce como; “La feria de la chinita”. Un festejo popular celebrado por gran parte de los marabinos, pero más allá de la manipulación mediática, las  gaitas gobierneras  y su exagerado derroche de energía eléctrica (contradiciendo su ya trillado slogan “plan de ahorro energético”) la virgen arrastra en su manto, una oleada de sangre y crueldad, “las corridas de toros”, acto en el que se conmemora la muerte pública de toros en honor a la tradición y su asqueroso trasfondo, el dinero.

Como no podía ser de otra manera, el colectivo A.R.D.A. (acrónimo de las palabras: acción, reacción, desobediencia y agitación) movilizo la indignación popular, colectivizando la lucha para centrarse en un único objetivo; Boicotear las corridas de toros, promoviendo el daño que causa dicho evento y todas las mentiras que lo acompañan, ya que se encuentra enmarcado en el ámbito socio-cultural y proclamado patrimonio regional  por la mismísima alcaldesa, Eveling Trejo de Rosales. Se llevaron a cabo diversas actividades en repudio a la mal llamada “Fiesta Brava” donde la avaricia rompe cualquier estela de sensibilidad, dando paso al sadismo en su forma más descarada. Colectivos e individualidades se unieron para frenar esta aberrante costumbre, desde la repartición de panfletos hasta la realización de jornadas culturales, todo esto de manera autónoma, impulsados/as por el grito “No a las corridas de toro”.

La convocatoria del colectivo A.R.D.A. fue el pasado 10 de noviembre, utilizando carteles y redes sociales como medio de difusión, logramos atraer a todo tipo de activistas que encontraron afinidad en nuestro movimiento, la concentración fue pautada para las 3:00 pm, con la finalidad de marchar desde el Parque Urdaneta hasta la Ba$ilica, que fue el punto de llegada. Con pancarta en mano, megáfono y mucho corazón, los manifestantes recorrieron las calles gritando consignas, tocando silbatos y expresando todo el rechazo hacia el trabajo del torero. El recorrido duro poco más de una hora, al llegar a la iglesia los manifestantes se plantaron bajo el sol implacable  (no más fuerte que sus ganas) atrayendo a peatones extrañados, que su vez, eran el publico que admiraba y escuchaba los convincentes argumentos que los manifestantes exponían.



El intercambio de ideas no se hizo esperar, gente del público participo de forma activa, uniéndose a la protesta y mostrando su apoyo hacia el movimiento anti taurino. De esta manera transcurrió la concentración hasta pasadas las 6:00 pm.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

cualquier comentario insultivo o degradante sera borrado sin pensarlo.